Nival

Identidad, 2016

El renovado edificio neoclásico de la Casa Torán, situado en el emblemático paseo del Óvalo de Teruel, acoge la sede del grupo inmobiliario [Nival].
Una construcción que destaca por sus proporciones armónicas y el color blanco de su fachada, impávida y serena, testigo del tiempo recordando al búho de las nieves, al búho nival. De él toma el nombre para un proyecto con el que comparte la capacidad de análisis, la actitud sosegada y tranquila, la sobriedad y la responsabilidad de quien forma parte de un entorno y lo complementa.

Bajo este prisma, el desarrollo gráfico se aleja de la estética recargada y superflua propia del sector inmobiliario, trabajando una marca que sea reconocida por valores como la elegancia y la serenidad.

El mensaje toma la palabra. La tipografía, la legibilidad y los espacios en blanco funcionan como mecanismos para eliminar lo accesorio, separando lo verdaderamente importante del ruido. El logotipo es despojado, de este modo, de cualquier símbolo, incorporando una uve central itálica que proporciona movimiento, dinamismo y adaptación.

Todas las aplicaciones buscan reforzar el contenido y ayudar a eliminar el ruido de la ciudad. La integración de la imagen para exteriores es austera en sí misma, apostando por una línea reflexiva, moderada y funcional, que evita evocar emociones falsas o vanas promesas, y potencia la honestidad y la consecución de objetivos.